Phantom Manor, la casa encantada por excelencia

Una de las atracciones más míticas de Disney

Phantom Manor es una de esas míticas atracciones que se encuentra en todos los resort Disney, eso sí, cada uno ha modificado ligeramente su versión. Es tan guay que al igual que Piratas del Caribe, Phantom Manor dio lugar a una de las pocas películas basadas en una atracción: The Haunted Mansion.  La peli en sí no vale mucho, pero si un día te pones nostálgico pensando en la atracción, te vale 🙂

Centrándonos en la atracción de Disneyland París, Phantom Manor está situada al final de Frontierland. Se trata de un antiguo caserón que más bien parece la casa de Norman Bates en Psicosis. Phantom Manor es una atracción que combina walk through y dark ride, y como eso suena un poco técnico yo os lo explico de forma normal, es recorrer una parte de la atracción andando y otra montado en un vehículo a través de un oscuro recorrido que simula el interior de una casa encantada.

Como imagino que una de las preguntas que os pasará por la cabeza es ¿Phantom Manor da miedo? me adelanto y os digo que esto es como el umbral del dolor, cada uno lo tenemos en un punto. Yo no soy miedosa por lo que mi opinión no vale, pero por la gente con la que he ido en ocasiones, que sí tiende a serlo, siempre me ha dicho que no da miedo. A ver, es la ambientación de terror clásica de dibujos para niños, es decir, si vais con niños muy pequeños tal vez se asusten. Y si tú eres muy miedoso, tal vez de primeras como está oscurito y no sabes lo que vas a ver, igual te impone un poco, pero yo creo de verdad que no asusta nada. No es parecido a un pasaje del terror ni de lejos y no hay sustos.

La casa está rodeada de bucólicos jardines, un viejo cenador y una fuente de piedra. Ese es el ambiente en el que se encuentra el espacio destinado a la cola de entrada, bajo lámparas llenas de telarañas (no sabemos si reales o no) y suave y decadente música de fondo.

Phantom Manor no dispone de Fast Pass, no le hace falta, no suele tener demasiada cola. Como siempre, esto depende de la hora a la que vayas, pero yo recuerdo solo haber esperado una vez 35 minutos, y fue la vez que más esperé. He debido montar como 20 veces. Yo diría que su media de espera es de 15/20 minutos. El truco es «cuando cae la noche..» Esta atracción es más que idónea para que vayáis por la noche por lo que ya os expliqué, no esperaréis más de 5 minutos de cola. Y lo mejor de todo es que la ambientación por la noche es de 10, la iluminación, el sonido y hasta el personal de la atracción, que si les pillas con ganas, se encargará de que te sientas en una auténtica mansión encantada.

A mi me parece que esta atracción, otra de mis favoritas, está tematizada de maravilla. Te mete en una historia interesante acompañada de un buen sonido, voces, ruidos, decoración, iluminación, banda sonora y unos animatronics que aunque deberán renovarse más pronto que tarde, siguen cumpliendo bien su misión…Además vas sentadito en un recorrido de distancia media y eso siempre se agradece!

¡En mi opinión otra de las atracciones imprescindibles de Disneyland París!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.